Hallan en casa de un acumulador compulsivo tesoros estimados en 5 millones de dólares

Compartir

Entre montañas de objetos acumulados durante dos décadas por un comprador compulsivo en su casa de Inglaterra se hallaron piezas de gran valor, como cómics o recuerdos de los Beatles, estimados en hasta 5 millones de dólares, informó el jueves una casa de subastas.

Ramann Shukla, que vivía en Nottingham, pasó 20 años recogiendo unos 60,000 objetos, que invadieron su casa, un apartamento, dos garajes y 24 cubos de basura. 

Imágenes de su vivienda mostraron montañas de paquetes en cajas o bolsas apilados de forma desordenada.

El hombre, que podría sufrir del trastorno obsesivo conocido como síndrome de Diógenes, planeaba vender estos artículos para financiar su jubilación pero murió a los 64 años de un ataque al corazón.

Su hermano llamó entonces a Unique Auctions, una casa de subastas cercana, para vender los artículos. 

“Su primera idea fue tirarlo todo a la basura. Pero por suerte, nos llamó”, explica el subastador Terry Woodcock en un video publicado el jueves en la web de la casa de remates.

Ocho empleados pasaron 12 días limpiando la casa, desenterrando cómics raros de Batman y Superman, libros, recuerdos de los Beatles y coleccionables de fútbol que fueron divididos en 3,000 lotes.

El tesoro está valorado entre 500,000 y 4 millones de libras (entre 647,000 y 5 millones de dólares) y se pondrá a la venta entre el 22 y el 25 de octubre.

Comprador compulsivo

Shukla había estado comprando artículos en eBay desde al menos 2002, según Woodcock. “Está claro que este hombre era un comprador compulsivo”, asegura.

Shukla también había acumulado una gran colección de libros, objetos y diarios relacionados con el expresidente de Estados Unidos John F. Kennedy, una serie de artículos relacionados con las misiones espaciales y 12 guitarras Rickenbacker que se podrían vender por 10.000 libras (13.000 dólares) cada una. 

“Esta colección es increíble”, aseguró Woodcock al diario The Sun. “Conocí al hermano del hombre en su casa y estaba tan sorprendido como yo. No tenía ni idea de que su hermano vivía así”. 

“Su casa y su garaje estaban literalmente tan llenos de cosas que el último año de su vida estuvo viviendo en una pensión”, agregó. 


Compartir