Golpe de Estado en Birmania: el ejército toma el poder “por un año” y detiene a Aung San Suu Kyi

Compartir

La líder del partido gobernante Liga Nacional para la Democracia (NLD, por sus siglas en inglés) y líder ‘de facto’ de Birmania, Aung San Suu Kyi (premio Nobel de la Paz), fue “detenida por militares”, aseguró un portavoz del partido, que posteriormente declaró un “estado de emergencia durante un año”.

Tras la detención de los miembros del partido gobernante, el Ejército declaró el “estado de emergencia durante un año” mientras que el exgeneral Myint Swe, hasta ahora vicepresidente, asumirá la Presidencia interina.

Los militares detuvieron al presidente del país, Win Myint, según detalló el portavoz, Myo Nyunt, a DPA, así como a otros funcionarios del partido, incluido el miembro del comité ejecutivo central Thein Oo.

Nyunt aseguró a la cadena de televisión estadounidense CNN que el consejero de Estado, Daw Aung San Suu Kyi, fue arrestado.

Nyunt, además, dijo, a través de una conversación telefónica, que estaba esperando a que el personal de seguridad acudiera a su casa a arrestarlo a él en las próximas horas.

Más tarde, en una conversación telefónica con Voa News, el portavoz confirmó que “había llegado el vehículo militar”, tras lo que habría sido detenido.

En esta misma entrevista, Nyunt explicó que el Ejército “se llevó a todas las personas importantes, así que lo consideraríamos un golpe”.

Ante esta acción llevada a cabo por los militares, el portavoz pidó a la gente que responda “con calma y de acuerdo a la ley”, después de instar a la comunidad internacional a “apoyar la restauración en Birmania”.

¿Por qué el golpe?

  • Tras los comicios, en los que el NLD se hizo con la victoria, la oposición rechazó los resultados y altos cargos militares se habían pronunciado en contra de los mismos recientemente.
  • Aunque el NLD obtuvo suficientes escaños en el Parlamento para formar un Gobierno, el Ejército pidió que se posponga la convocatoria del Legislativo, que tendría lugar este lunes. Hoy iba a asumir la primera presidenta mujer de la historia de Birmania.
  • Las detenciones se produjeron en la madrugada del lunes, horas antes de que el Parlamento de Birmania comenzara su sesión de apertura tras las elecciones de noviembre, en las que el NLD obtuvo 396 de los 476 escaños, mientras que el Partido de la Unión, Solidaridad y Desarrollo, respaldado por los militares, obtuvo 33 escaños.

Sin líneas telefónicas e internet

También la BBC señala que hay soldados en las calles de la capital, Naipyidó, y de la ciudad principal, Rangún, y que se han cortado las líneas telefónicas y de internet en la capital, mientras que los soldados acudieron a las casas de los ministros principales en otras regiones y se los llevaron, tal y como apuntan sus familiares.

Asimismo, la televisión nacional de Myanmar cancelado su programación para el lunes.

Tensión previa

En los últimos días se había elevado la preocupación ante las declaraciones del jefe de las Fuerzas Armadas, Min Aung Hlaing, que llegó a afirmar que la Carta Magna podría ser “revocada”, dejando entrever la posibilidad de un golpe de Estado militar. El Ejército cuenta con el 25 por ciento de los escaños en el Parlamento, según la Constitución.

A pesar de las acusaciones de la oposición de fraude electoral, la comisión electoral las rechazó y asegurado que los resultados estuvieron marcados por irregularidades.

Según los mismos, el partido de Suu Kyi habría obtenido una mayoría aplastante en el Parlamento y podría mantenerse en el poder en solitario, sin necesidad de otros apoyos.

Las quejas de la oposición están encabezadas por el Partido Unión Solidaridad y Desarrollo (USDP), que a su vez mantiene vínculos con el Ejército, aunque por el momento no ha presentado pruebas de las supuestas irregularidades.


Compartir