Giammattei acusa a embajador Popp y a líderes indígenas: "quieren derrocar a mi gobierno"

Giammattei acusa a embajador Popp y a líderes indígenas: “quieren derrocar a mi gobierno”

  • Presidente concede entrevista a un medio conservador estadounidense

El presidente Alejandro Giammattei se reunión recientemente con dos periodistas estadounidenses para abordar la actualidad nacional, y aseguró que el embajador estadounidense, William Popp se ha reunido con líderes indígenas para “derrocar a mi gobierno” y se quejó con ellos de la actitud de la administración del presidente Joe Biden hacia Guatemala.

Los periodistas son parte de los escritores del diario conservador Washington Examiner, que publicó un amplio reporte del encuentro con el mandatario guatemalteco, a quien curiosamente califican como “pro-estadounidense”.

Se reseña que en el Palacio Nacional, el presidente Giammattei les dijo que la administración Biden “ha estado tratando de desestabilizar a su gobierno electo durante meses”.

ha estado tratando de desestabilizar a su gobierno electo durante meses. Aún así, los movimientos dramáticos en América Latina esta semana fueron inesperados. La publicación critica a la Casa Blanca y el departamento de Estado por haber censurado la reelección de la fiscal general, Consuelo Porras, mientras que a otros países marxista, como Venezuela o Nicaragua “suaviza sanciones”, y destaca que Guatemala es abiertamente pro Taiwán y por Israel.

Si bien en público las relaciones entre el presidente Giammattei y el embajador William Popp parecen cordiales, es evidente que existe un malestar de parte del mandatario guatemalteco.

Según la publicación, la reunión con los periodistas tuvo lugar el 26 de abril, y en su parte conducente, el reporte señala lo siguiente: “Giammattei acusó al embajador estadounidense en Guatemala, William Popp, de reunirse con líderes indígenas para planear derrocarlo. ‘Quieren derrocar a mi gobierno’, nos dijo a los dos en español, usando el verbo inequívoco “derrocar” . Giammattei nos dijo que la administración Biden estaba tratando de introducir en Guatemala una versión del multiculturalismo que la administración y su gobierno interno los aliados empujan en los EE.UU.”

Luego añaden en la publicación que “eso es lo que se conoce como “indigenismo”, un nacionalismo que prioriza a la tribu sobre el estado-nación del mismo modo que la teoría racial crítica exalta la categoría racial en EE.UU. Giammattei nos dijo que ya ha decidido pedirle a la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional que se vaya Guatemala por su promoción del indigenismo”. 

Los periodistas añaden que “una revisión de los programas de USAID confirma que la agencia se está orientando en gran medida a trabajar con grupos indígenas y otros grupos activistas de izquierda y organizaciones no gubernamentales que, según nos dicen los líderes empresariales, hacen poco para promover, si no directamente interfieren, el crecimiento y la inversión extranjera directa en Guatemala”.

Los periodistas dicen también que Giammattei les dijo que  “quieren hacer aquí lo que han hecho en Chile”, en clara referencia al actual intento de la izquierda chilena de cambiar la Constitución, un proceso que sin embargo se inició en el país sudamericano desde el gobierno anterioir.

desde el punto de vista de los periodistas estadounidenses, “En el caso de Guatemala, sería mucho más desestabilizador. Los plurinacionalistas en Chile se han esforzado por forjar 11 “nacionalidades”, a pesar de que Chile realmente tiene pocas tribus indígenas. Guatemala tiene 23 grupos de buena fe, cada uno con su propio idioma”.

Añade el reporte publicado que Giammattei dijo que ” Popp le había advertido que no volviera a nombrar a Consuelo Porras como fiscal general. Sin embargo, Giammattei ignoró las advertencias y lo hizo el 16 de mayo. El Departamento de Estado respondió el mismo día diciendo que Porras había obstruido y socavado repetidamente las investigaciones anticorrupción en Guatemala”. El secretario de Estado, Antony Blinken, tuitió el lunes por la noche que “los actos corruptos del fiscal general Porras socavan la democracia en Guatemala”.

Exponen en la nota en cuestión que “Giammattei se queja de ser acosado por la Casa Blanca, el Departamento de Estado y la vicepresidenta Kamala Harris“, y dicen que el mandatario guatemalteco niega los señalamientos de corrupción en contra de su administración.

La Fundación Heritage es una fundación ultraconservadora estadounidense, que surgió a finales del siglo XX para defender los principios conservadores estadounidenses, de acuerdo a su página en internet.

Este artículo apareció originalmente en el Washington Examiner.

Los autores:

mike gonzalez@Gundisalvus

mateo haydar

Mike Gonzalez es miembro principal de Heritage y autor de BLM, Making of a New Marxist Revolution, mientras que Mateo Haydar es asistente de investigación para América Latina en el Centro Allison para Política Exterior de la Fundación Heritage.