El refuerzo de la vacuna de Johnson & Johnson multiplicó nueve veces la protección contra el coronavirus

Una segunda inyección de la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson (Janssen) genera una respuesta protectora más allá de la respuesta de una sola dosis, dijo la compañía en un comunicado de prensa este miércoles y cual publicó The Washington Post.

De acuerdo con dos estudios, que no han pasado por una revisión científica por pares, las personas que recibieron una segunda inyección de la vacuna J&J produjeron muchas moléculas inmunes conocidas como anticuerpos, que se unen y neutralizan un virus invasor. Sus niveles de anticuerpos eran nueve veces más altos que los niveles en personas cuatro semanas después de una sola inyección.

La aplicación de la segunda inyección se realizó entre seis y ocho meses después de la primera. Las personas que recibieron un refuerzo vieron que los anticuerpos de unión aumentaron nueve veces más que 28 días después de la primera inyección, dijo la compañía en un comunicado de prensa.

Alerta para el sistema inmunológico

A diferencia de los anticuerpos neutralizantes, que destruyen el virus, los anticuerpos de unión se adhieren al virus pero no lo destruyen ni previenen la infección. En cambio, alertan al sistema inmunológico de su presencia para que se puedan enviar glóbulos blancos para destruirlo.

Varios países, incluido Estados Unidos, han comenzado a ofrecer dosis de refuerzo a individuos vulnerables, incluidos los inmunodeprimidos, ya que la variante Delta se ha extendido y algunas personas vacunadas se contagiaron.

Estudios provisionales

Estos datos de J&J provisionales provienen de lo que se conoce como ensayos clínicos de fase 1 / 2a, que son más pequeños que los ensayos de fase 3 diseñados para demostrar la eficacia de una vacuna. Johnson & Johnson también está estudiando una vacuna de dos dosis  con  30 mil personas en un ensayo de fase 3, cuyos resultados aún no se han publicado.

La dosis de refuerzo “aumenta aún más las respuestas de anticuerpos entre los participantes del estudio que habían recibido previamente nuestra vacuna”, dijo Mathai Mammen, jefe de investigación y desarrollo de la subsidiaria de Johnson & Johnson, en un comunicado. “Esperamos discutir con los funcionarios de salud pública una estrategia potencial para nuestra vacuna Johnson & Johnson covid-19”. La segunda inyección tendría que aplicarse ocho o más meses después de la primera dosis.

CDC

J&J dijo, asimismo, que la compañía está trabajando con los CDC, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU., la Agencia Europea de Medicamentos, la Organización Mundial de la Salud y otras autoridades de salud para administrar una vacuna de refuerzo con la vacuna Johnson & Johnson COVID-19.

Debido a su conveniencia de una dosis y a los requisitos de almacenamiento y envío menos onerosos, la inyección de J&J se promocionó al principio como una herramienta importante para las campañas de vacunación en áreas de difícil acceso. Pero después de algunos problemas de seguridad y los tropiezos de fabricación, tiene la aceptación más baja de Europa entre todas las vacunas aprobadas para su uso, y también ha luchado por ganar terreno en los Estados Unidos.