El Papa dicta que los cardenales de la Curia Romana puedan ser juzgados por la justicia ordinaria del Vaticano

Compartir

El Papa derogó la ley que impedía que los cardenales de la Curia Romana fueran juzgados por un tribunal ordinario y decretó que a partir de ahora puedan comparecer también como acusados o como testigos en un proceso en un tribunal de primera instancia del Vaticano, que está compuesto también por jueces laicos.

Así lo informó en un Motu Proprio publicado este viernes. De esta manera, los cardenales o los obispos de la Curia Romana podrán comparecer en primera instancia ante el Tribunal de la Ciudad del Vaticano, que también está integrado por jueces laicos.

  • Hasta ahora solo se les juzgaba o investigaba por los otros cardenales que integran el Tribunal Supremo especial del Vaticano
  • el único ente jurídico competente para abrir una investigación contra los miembros de la Curia Romana, junto con el Papa.

Durante el juicio contra los directivos del hospital pediátrico Bambin Gesù, procesados por el tribunal del Vaticano por haber desviado dinero de los fondos de manera ilegal para sufragar la reforma del ático en el que vivía el ex secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone. En aquel caso el purpurado acabó pagando 150,000 al hospital, pero nunca se le imputó en el caso.

Esta nueva disposición podría abrir la puerta a que el cardenal Giovanni Angelo Becciu, ex Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, fuera procesado por su implicación en la compra opaca de un inmueble en Londres, que provocó un agujero millonario en las cuentas del Vaticano. Hasta ahora, por su condición de miembro del colegio cardenalicio, Becciu no se le ha juzgado por la justicia ordinaria.


Compartir