El cohete Vega vuelve a lanzarse con éxito tras el fallo con Ingenio

Compartir

El cohete europeo Vega fue lanzado con éxito en su primera misión desde la que registró un fallo que malogró la misión del satélite español Ingenio en noviembre de 2020.

El despegue de la misión VV18 del cohete Vega salió desde el puerto espacial europeo en la Guayana a la 01.50 UTC del 29 de abril para poner en órbita el satélite Pléiades Neo-3 y cinco cargas útiles auxiliares en sus respectivas órbitas.

Satélites

En este vuelo, Vega utilizó parte de su adaptador de carga útil múltiple Small Spacecraft Mission Service (SSMS) desarrollado por la ESA. El SSMS es una estructura modular de fibra de carbono liviana, que puede acomodar múltiples satélites de luz con una masa de 1 a 500 kg.

La flexibilidad del sistema SSMS permite que la capacidad sobrante de Vega se utilice para lanzar pequeños satélites a cuestas de la carga útil principal del cliente. El uso de más de una quemadura de la etapa superior significa que también se pueden enviar a diferentes órbitas.

El primer uso del SSMS en Europa fue una misión de viaje compartido en septiembre del año pasado, con 53 satélites pequeños. Esto demostró el nuevo servicio de Vega para ofrecer acceso rutinario asequible al espacio para múltiples satélites de luz.

  • Con una masa de despegue de 920 kg, el satélite de observación de la Tierra Pléiades Neo-3 fue el primero en ser lanzado a su órbita objetivo sincrónica con el Sol aproximadamente 54 minutos después de la misión.
  • Esto fue seguido unos 47 minutos más tarde por el lanzamiento coordinado del microsatélite Norsat-3 de Noruega y cuatro CubeSats: Bravo, dos satélites Lemur-2 y Tyvak-128A.

Regreso confiable

El sistema de lanzamiento Vega es la forma en que Europa lanza satélites ligeros a múltiples órbitas en un solo lanzamiento. Tras la pérdida de la misión anterior de Vega, el vuelo VV17 con el satélite español Ingenio a bordo, una Comisión de Investigación Independiente designada por Arianespace y la ESA, formuló una hoja de ruta para un regreso confiable de Vega al vuelo.

Tras comprobarse que un fallo de montaje del cohete que superó los controles causó la perdida de la misión, Avio, contratista principal industrial del lanzador Vega, bajo la dirección de Arianespace y la ESA, siguió todas las recomendaciones sobre la producción de vehículos de lanzamiento y los preparativos para el lanzamiento. El vuelo VV18 representa un exitoso regreso a las operaciones de Vega, destaca la ESA en un comunicado.

La misión de Ingenio iba a ser todo un hito al ser el primer satélite 100% español, que se encargaría de ‘vigilar’ desde el espacio el estado de los suelos, del agua, del aire, e incluso la contaminación de las ciudades.


Compartir