Dudas sobre el manejo de fondos en estado de Calamidad y reparación de la red vial

Dudas sobre el manejo de fondos en estado de Calamidad y reparación de la red vial

  • El Congreso aprueba un nuevo fondo de Q1 mil millones que se pueden gastar sin controles

El Estado de Calamidad, decretado por el gobierno del presidente Alejandro Giammattei y ratificado por el Congreso de la República, con un fondo para la emergencia de Q1 mil millones, causa serias dudas sobre el manejo de los fondos ante la falta de transparencia que ha facilitado la corrupción en la actual administración.

Los diputados en oposición a la “alianza oficialista” en el Congreso de la República consideran que “se concedieron los fondos, pero no se establecieron parámetros para su uso con transparencia”, y destacan la forma en que el ministerio de comunicaciones ha venido trabajando con ineficiencia y corrupción durante las últimas administraciones, sin que haya habido un cambio bajo la del doctor Giammattei.

El diputado de Semilla, Samuel Pérez, dijo en un programa radical en Emisoras Unidas que “el Estado de Calamidad no va a solventar la incapacidad y la incompetencia (…) El único objetivo real es poder saquear fondos públicos de manera rápida y en opacidad”.

En la discusión en el Congreso, los parlamentarios opositores señalaron que en marzo pasado el oficialismo aprobó una ampliación presupuestaria de Q3 mil millones, de los cuáles se debió sacar dinero para la emergencia, en vez de trasladar Q600 millones destinados a la compra de vacunas por el covid-19 para el nuevo fondo de emergencia.

En el ambiente se recuerda que para la compra de vacunas se hizo una ley específica, la cual no fue respetada cuando se compraron las vacunas rusas Sputnik V, la mayoría de las cuáles se vencieron, dejando una pérdida de más de Q400 millones para el país.

Si bien las lluvias han provocado hundimientos, derrumbes y daños en la red vial, se considera que lo sucedido ha servido para “dejar al desnudo” la corrupción que ha existido en el ministerio de Comunicaciones, en donde es un “secreto a voces” que hay siempre grandes comisiones a cambio de la entrega de obras, las cuáles luego se construyen con menor calidad de lo neceesario.

Entre los sectores que más afectados se ven con el descalabro de la red vial es el turismo, que ya reporta gran cantidad de cancelaciones en hoteles, principalmente en la región turística de occidente, que abarca desde Antigua Guatemala, Atitlán, Chichicastenango y Quetzaltenango, entre los principales destinos que ofrece el país.

La Cámara del Agro es la únbica institución del sector privado que se ha pronunciado en torno al decreto del Estado de Calamidad, y lo hizo en los siguientes términos: ” a nuestro criterio algunas restricciones a derechos constitucionales exceden los requerimientos de atención de la situación actual, entre ellos, el derecho a la portación de armas, derecho a manifestación pacifica y libre locomoción. Exigimos que se establezcan los controles necesarios que garanticen transparencia y calidad en la ejecución del gasto que deberá limitarse estrictamente a la atención de la emergencia”.