Desarrollan un método rápido y barato para detectar infección por COVID-19 a partir de muestras de gárgaras

Compartir

Investigadores del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y el Hospital St. Georg en Leipzig, en Alemania, desarrollaron protocolos mejorados para la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2. El método puede detectar una muestra positiva en un grupo con 25 muestras no infectadas en menos de una hora.

La reacción cuantitativa en cadena de la polimerasa en tiempo real (qPCR) es el método de diagnóstico más utilizado para detectar virus de ARN como el SARS-CoV-2. Sin embargo, requiere equipos de laboratorio costosos y la escasez global de reactivos para la purificación de ARN ha aumentado la necesidad de encontrar alternativas simples pero confiables.

Equipo mínimo

Una alternativa a la tecnología qPCR es RT-LAMP (amplificación isotérmica mediada por bucle de transcripción inversa). Esta prueba amplifica las secuencias diana deseadas del virus a una temperatura constante, utilizando un equipo mínimo en comparación con qPCR.

En 2020, se adaptó a la detección de SARS-CoV-2. También se demostró que en lugar de un bastoncillo, que muchas personas encuentran desagradable, se puede realizar en muestras de lavado de gárgaras.

El primer autor Lukas Bokelmann y sus colegas han desarrollado ahora un ensayo colorimétrico RT-LAMP mejorado, llamado Cap-iLAMP (captura y amplificación isotérmica mediada por bucle mejorada), que extrae y concentra el ARN viral de un conjunto de muestras de lavado con gárgaras, según publican en la revista ‘Nature Communications‘.

Después de una breve incubación, el resultado de la prueba (naranja / rojo para negativo, amarillo brillante para positivo) se puede interpretar visualmente o utilizando una aplicación de teléfono inteligente disponible gratuitamente.

El método de prueba mejorado supera a métodos similares anteriores.

Cap-iLAMP reduce drásticamente los falsos positivos y las muestras individuales infectadas se pueden detectar en un grupo entre 25 muestras no infectadas, reduciendo así el costo técnico por prueba a solo alrededor de 1 euro por individuo -explica el autor principal Stephan Riesenberg, investigador del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva–. Nuestro método supera los problemas asociados con RT-LAMP estándar y también podría aplicarse a muchos otros patógenos”.


Compartir