Con goles de Alex Telles y Cristiano Ronaldo, el Manchester United remontó y derrotó 2-1 al Villarreal

Spread the love

El Villarreal se quedó con la miel en los labios en su visita al Manchester United (2-1) por culpa de un gol de Cristiano Ronaldo en el minuto 95 en la segunda jornada de la fase de grupos de la ‘Champions League’ que deja a los ‘groguets’ en la cuarta posición del grupo F y con un futuro complicado en busca de los octavos de final.

El conjunto de Ole Gunnar Solskjaer se cobró la revancha cuatro meses después con un jugador que no disputó aquella final: la leyenda Cristiano Ronaldo, que había firmado un partido discreto, pero acabó decidiendo con un disparo cruzado en el tiempo de descuento. La mejor forma de celebrar una nueva plusmarca en su carrera profesional.

El ex del Real Madrid superó este miércoles a Iker Casillas como futbolista con más partidos en la competición (178) y lo hizo celebrando un gol vital que deja al Manchester United en la tercera plaza y a los castellonenses en la cuarta con el empate conseguido en la primera jornada.

El difícil compromiso comenzó con espinas para el Villarreal, que pronto sufrió la violencia de Bruno Fernandes desde fuera del área. Sin embargo, los de Emery no se encogieron y replicaron con mucho fundamento. En apenas tres minutos apareció Danjuma para recordar quién había ganado la última cita entre ambos.

El neerlandés protagonizó dos acciones, una de ellas un claro mano a mano que convirtieron a De Gea en el salvador de los ingleses. La noche estaba bonita con los españoles mandando y apostando sin miedo por un fútbol atractivo, guiado por Parejo y Trigueros, y generando ocasiones como la que marró Alcácer en un cara a cara a la media hora o la de Yeremi Pino al borde del descanso.

Los ‘groguets’, que llevaban diez años sin jugar la ‘Champions’, parece que no han perdido el pulso a una competición porque fueron mejores a su rival en casi toda la segunda mitad. Alcácer, a los 53 minutos, empujaba a gol un centro de Danjuma desde la izquierda confirmando que su dominio tenía reflejo en el marcador.

Fue entonces cuando todo se complicó para el vigente campeón de la Europa League con las lesiones de Alcácer y de Albiol, que obligaron a varios cambios que no estaban en la escaleta. El partido comenzó a complicarse pero tan solo restaban diez minutos. El esfuerzo por haberse adelantado se cambió a defender la ventaja, pero sin renegar al ataque.

Hubo dos ocasiones para el Villarreal en los minutos finales, pero fue Cristiano quien sentenció el notable partido de los amarillos y su atrevido planteamiento. El ex del Real Madrid, que ya suma cinco goles en su nueva etapa con el United, cazó un balón en el costado derecho y batió a Rulli con algo de fortuna. El gol hizo las delicias de un Old Trafford por el que parece que no ha pasado el tiempo.