Caravana con 2.000 hondureños podría llegar próximamente a territorio guatemalteco

Caravana con 2.000 hondureños podría llegar próximamente a territorio guatemalteco

  • El destino, como las anteriores es cruzar la frontera de México con Estados Unidos

Una nueva caravana formada por cerca de 2.000 personas partirá el fin de semana desde Honduras rumbo a Estados Unidos, según ha informado la defensora de Derechos Humanos de la nación centroamericana, Itsmania Platero, lo que significa que podrían llegar a territorio guatemalteco en los próximos días.

Según Platero, este grupo tiene previsto reunirse con otras casi 5.000 personas, en su mayoría hondureños y venezolanos, que se encuentran ya en México, tal y como recoge la emisora local Radio América.

Como ha ocurrido en anteriores ocasiones, grupos de guatemaltecos se podrían unir también en su paso hacia México, lo que anticipa su crfecimiento. Las autoridades guatemaltecas sed organizan con el fin de impedir el paso de la mayoría de migrantes, tomando en cuenta que no cumplen con los requisitos migratorios que se exigen.

En anteriores ocasiones se han impuesto medidas sanitarias para negar el ingreso delos migrantes centroamericanos. Aunque las autoridades gubernativas rechazan a los migrantes, siempre encuentra ayuda en la Casa del Migrante, que suele darles lugar para pernoctar a grupos y algo de alimentación, para que puedan continuar con su viaje.

«Estos son movimientos que están naciendo en Honduras; el país sigue siendo utilizado para el tráfico, tránsito y reclutamiento de niños, niñas y mujeres», ha lamentado la defensora de Derechos Humanos hondureña.

Por otro lado, Platero ha alertado de que en la capital, Tegucigalpa, hay cerca de mil personas que ya están dispuestas a partir, muchos de ellos núcleos familiares entre los que existe un alto porcentaje de niños y menores de edad.

La funcionaria hondureña ha mostrado su preocupación por el hecho de que, según ella, muchas de estas personas no son conscientes de los peligros a los que se pueden enfrentar en su travesía, incluido toparse con mafias dedicadas al tráfico de personas.

En este punto, ha incidido en que las bandas secuestran a migrantes en los albergues, y que incluso llegan a amenazar a los dueños de estos, lo que está provocando que no quieran aceptar a población migrante en sus instalaciones.

  • EEUU libera bajo palabra a miles de migrantes que en un año pueden solicitar asilo

La Patrulla Fronteriza libera hasta 1,000 migrantes diariamente en Mission: Border Hope. El grupo sin fines de lucro superó a una iglesia y se mudó al almacén en abril en medio de la práctica en rápida expansión de la administración Biden de liberar a los inmigrantes en libertad condicional (parole), en particular a aquellos que no están sujetos a una regla pandémica que impide que los inmigrantes busquen asilo.

La Patrulla Fronteriza otorgó parole a más de 207,000 migrantes que cruzaron desde México desde agosto hasta mayo, incluidos 51,132 en mayo, un aumento del 28% desde abril, según registros judiciales. En los siete meses anteriores, solo dio parole a 11 inmigrantes.

El parole protege a los inmigrantes de la deportación por un período de tiempo determinado, pero ofrece poco más. Por ley, el Departamento de Seguridad Nacional puede otorgar libertad condicional a los inmigrantes en los Estados Unidos “solo caso por caso por razones humanitarias urgentes o un beneficio público significativo”. Las personas en libertad condicional pueden solicitar asilo dentro de un año.

La Patrulla Fronteriza recurrió al parole porque carece de espacio de detención, según documentos judiciales. Es un cambio discreto pero de gran alcance con respecto a los primeros meses en el cargo del presidente Joe Biden y de sus predecesores inmediatos, Donald Trump y Barack Obama. Cuando los agentes no pudieron procesar a los migrantes lo suficientemente rápido para comparecer ante el tribunal el año pasado, miles languidecieron bajo custodia bajo un puente en el Valle del Río Grande de Texas. En 2019, las celdas estaban tan llenas que algunos migrantes tuvieron que pararse en los inodoros.

A los migrantes liberados en el almacén se les dice que se presenten ante las autoridades de inmigración en dos meses en su destino final en los EEUU. Un dispositivo portátil rastrea sus movimientos.