Capitales en Brasil afrontan falta de vacunas y el Supremo avisa de sanciones si se retrasa la inmunización

Compartir

Varias ciudades brasileñas enfrentan escasez de segundas dosis de la vacuna contra la COVID-19 Coronavac, lo que ha derivado en un parón en la imunización, mientras el Tribunal Supremo brasileño ha advertido de que el retraso en la inoculación de segundas dosis puede conllevar sanciones.

Al menos siete capitales del país, Aracajo, Belo Horizonte, Belém, Campo Grande, Porto Alegre, Porto Velho y Recife presentan en la actualidad problemas de suministro y tienen parada la inoculación, mientras este lunes Río y Fortaleza han podido reanudar la campaña al recibir segundas dosis de Coronavac, informa el medio brasileño G1.

El estado de Ceará se ha visto también afectado por la falta de dosis, a lo que la Justicia Federal ha respondido a una acción civil pública interpuesta por el Gobierno estatal y otras instituciones, con el objetivo de obtener suministro, con una multa para el Gobierno en caso de más retrasos en las entregas de Coronavac.

Multa de 100 mil dólares

El juez Joao Luis Nogueira Matias ha ordenado esta sanción, que, en concreto supone una multa de 100 mil dólares por día de retraso en la entrega, junto al envío de 49,000 dosis adicionales a Ceará, una cantidad basada en el número de personas que se han visto afectadas por el retraso en la inoculación, recoge UOL.

En este contexto, el juez del Tribunal Supremo Federal Ricardo Lewandowski ha avisado este lunes a los gerentes públicos de que pueden ser sancionados por irregularidades administrativas por retrasos en la administración de la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Lewandowski ha incidido en que el retraso frustra la “confianza legítima” de quienes esperan las segundas dosis y puede suponer un acto de improbidad “si se desperdician los recursos materiales y humanos ya invertidos en la campaña inicial de vacunación”.

Este aviso se dirige a gobernadores y alcaldes que han cambiado el orden de grupos prioritarios una vez iniciada la campaña, por lo que el magistrado ha advertido que estos cambios no pueden afectar a aquellos que ya han recibido sus primeras dosis y se encuentran a la espera de la segunda.

En este aspecto, el juez ha anulado una orden judicial del Tribunal de Justicia de Río de Janeiro para validar un decreto del Gobierno local que permitía la vacunación de profesores y fuerzas de seguridad entre los grupos prioritarios.

Vacuna Pfizer

También respecto a la vacunación, el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, ha avanzado que el Gobierno está a punto de cerrar un contrato para comprar otros 100 millones de dosis de la vacuna de Pfizer.

“O sea, Brasil tendrá a disposición 200 millones de dosis del inmunizante de Pfizer“, ha precisado el ministro durante un evento con empresarios en Sao Paulo.

Además, desde la cartera de Queiroga se ha recomendado un intervalo de doce semanas entre la aplicación de la primera y la segunda dosis de este inmunizador, que se ha comenzado a distribuir por el territorio este lunes, con 500,000 primeras unidades.

Esta medida sigue un modelo adoptado en Reino Unido, el primer país que usó esta vacuna para su población, informa UOL.

Actualización de contagios

  • Hasta el momento, el país ha aplicado 48.5 dosis de la vacuna, con 32.3 millones de personas que han recibido la primera dosis y 16.2 que ya tienen también la segunda –el esquema completo–, según datos del consorcio de medios de comunicación que analiza diariamente la pandemia.
  • Por otro lado, el Ministerio de Salud de Brasil ha informado este lunes de 24,619 nuevos casos, lo que eleva el total a 14,779,529; mientras se han sumado 983 fallecidos, por lo que las víctimas mortales de la COVID-19 ascienden a 408,622.

Lea también:


Compartir